martes, 11 de junio de 2013

PIZARRA DIGITAL



PIZARRAS DIGITALES

 


PIZARRAS DIGITALES

Tere García
 



Tecnología punta informática y audiovisual al servicio de la enseñanza y las conferencias.
 

    



     


     Las pizarras digitales interactivas, también conocidas como PDIs, son la última revolución de las aulas y centros de conferencias y enseñanzas. Una nueva herramienta al alcance de la formación que aúna las tecnologías informática y audiovisual para generar un verdadero cambio en la forma de impartir conferencias y clases.
     Combinan el uso de un proyector y un ordenador -que ejecuta un software específico- con punteros digitales y otros elementos que posibilitan, entre otras funciones, escribir, dibujar o resaltar en vivo sobre la proyección. Algunos modelos incluyen una superficie de proyección específica mientras que otros incorporan detectores de posición y movimiento de los punteros que, una vez calibrados, permiten utilizar cualquier pantalla o pizarra blanca.

     Las pizarras digitales combinan lo mejor de la proyección de presentaciones y diapositivas digitales con la ventaja de poder hacer, en directo, anotaciones y esquemas o resaltar contenidos. Además nos permite:
Utilizar cómodamente colores, estilos y formas. 
-  Almacenar en el ordenador las sesiones de trabajo creadas con la pizarra digital. Esto hace posible que los alumnos se concentren en las explicaciones sin que tengan que desviar su atención para copiar de la pizarra los contenidos, pues podrán acceder a ellos digitalizados.
-  Pese al auge que han tenido las presentaciones tipo Powerpoint hay muchos detractores de su abuso continuado en las aulas y conferencias pues pueden transmitir la sensación de que el conferenciante se limita repetir los contenidos proyectados. Las pizarras digitales, en cambio, combinan esos contenidos con creaciones espontáneas. Nos permiten incorporar conceptos o ideas aportados por el alumnado o público, resolver problemas, ejemplos...



                         




  





   Para equipar las aulas o salas de conferencias con pizarras digitales interactivas, hay una serie de consejos que debemos tener en cuenta.

Instalación fija o portátil

    Si el destino de la pizarra digital interactiva va a ser una instalación fija se potenciarán unos criterios de elección como la estabilidad, robustez, tamaño, integración con otros elementos audiovisuales preexistentes en el aula o salón de actos; en cambio, si se trata de una adquisición para impartir, por ejemplo, formación en sedes de clientes y necesitamos que sea portátil preferiremos un equipo ligero y fácilmente transportable.



Luces y sombras

     El proyector es una de las piezas más importantes de las que integran las pizarras digitales interactivas. Es importante que sea potente -cuantos más lúmenes mejor-, para que nos permita ver la proyección con claridad sin tener que recurrir a soluciones incómodas como apagar la luz o cerrar todas las persianas. Hay soluciones de pizarras digitales que incluyen el proyector mientras que otras se integran en instalaciones audiovisuales preexistentes. Por otra parte, las sombras que el profesor o conferenciante proyecta con su silueta sobre la pantalla-pizarra son uno de los pocos inconvenientes que pueden darse en el uso de esta tecnología de pizarras digitales, un problema que hasta ahora ha quedado resuelto con los sistemas de retroproyección que funcionan perfectamente aunque necesitan algo más de espacio tras la pantalla.




         Vídeo demostrativo sobre las pantallas digitales
  






                            
       










                                  

                                    


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada